Las Universidades y Centros Universitarios podrán establecer enseñanzas conducentes a la obtención de diplomas y títulos propios, así como enseñanzas de formación a lo largo de toda la vida. Estos diplomas y títulos carecerán de los efectos que las disposiciones legales otorguen a los títulos universitarios que tengan carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.

Por tanto, la titulación que se obtiene no produce efectos académicos, por lo que no dan acceso a másteres oficiales ni al doctorado. Su valor y reconocimiento dependen de su adaptación a la demanda social, por lo que se dirigen a alcanzar objetivos tales como:

  • Proporcionar una formación especializada con proyección profesional inmediata.
  • Actualización de conocimientos para profesionales.
  • Establecimiento de una conexión entre la actividad académica y la realidad social.