La situación de emergencia ocasionada por el brote epidémico de COVID-19 motivó que el 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud declarara pandemia internacional manifestándose con toda crudeza una crisis sanitaria cuya evolución ha exigido la adopción de sucesivas medidas para contener la propagación de la enfermedad.

Entre ellas, mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo se declaró el estado de alarma en todo el territorio nacional que se prolongó hasta el día 21 de junio. Además, las diferentes comunidades autónomas, en el marco de sus competencias, han venido adoptando una serie de disposiciones con el objetivo de prevenir, controlar y contener la pandemia en su ámbito territorial.

El cierre de los centros educativos fue una de las primeras medidas que se adoptaron para hacer frente a la pandemia. Concretamente, la Comunidad de Madrid dictó la suspensión de la actividad presencial, a partir del 11 de marzo de 2020 en todos los niveles educativos. En consonancia con ello, el Mando de Personal de la Guardia Civil dispuso la suspensión de dicha actividad docente presencial en la Academia de Oficiales de la Guardia Civil, y por consiguiente la del Centro Universitario de la Guardia Civil (CUGC), impartiéndose las enseñanzas, a partir del día siguiente, a través del aula virtual de la plataforma del CUGC. 

Tras el levantamiento progresivo de las medidas de contención durante la aplicación de las diferentes fases del Plan para la Transición a una nueva normalidad, aprobado mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 28 de abril de 2020, el pasado 21 de junio finalizó la vigencia del estado de alarma, si bien se consideró necesario seguir adoptando una serie de medidas para hacer frente a la pandemia y prevenir y controlar el incremento de casos. Estas medidas se incluyeron en el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la emergencia ocasionada por el COVID-19 cuyo artículo 9, dedicado específicamente a los centros docentes, establece la necesidad de asegurar el cumplimiento de las normas de desinfección, prevención y acondicionamiento que las administraciones establezcan, así como de asegurar la adopción de medidas de higiene y organizativas para prevenir los riesgos de contagio.

Por su parte, en el ámbito de la Comunidad de Madrid, la Consejería de Sanidad mediante la Orden 668/2020, de 19 de junio y modificaciones posteriores estableció medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio, recogiendo en su capítulo VIII un conjunto de medidas y condiciones específicas para el desarrollo de la actividad educativa.

Así mismo, la Directora General de la Guardia Civil, mediante Instrucción de fecha 5 de agosto por la que se actualizan las medidas para la reincorporación progresiva del personal que presta sus servicios en la Dirección General de la Guardia Civil al desempeño presencial de sus puestos de trabajo tras el inicio del periodo de transición a la normalidad ante la crisis sanitaria, reitera que en el caso de que las actividades formativas se deban realizar de forma presencial, se deberá asegurar la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros, observándose las medidas higiénico-sanitarias adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

La incertidumbre sobre la evolución de la crisis sanitaria hizo que en el mes de junio el CUGC elaborase un Plan de Acción para el inicio y desarrollo del curso académico 2020-2021 para sus alumnos con el objeto responder a los diferentes escenarios que pudieran producirse mediante un conjunto de actuaciones planificadas.

Ante el inicio del curso académico, de conformidad con dicho Plan de Acción y teniendo en cuenta las circunstancias y la normativa aprobada por las diferentes autoridades, el día 8 de septiembre se inició la actividad docente en un formato de presencialidad parcial del 50 por ciento del alumnado (Escenario E-2), en el que se integran periodos de enseñanza presenciales en el CUGC con periodos de enseñanza a distancia online, formato que podrá variar en función de la evolución de la situación sanitaria.

Por tanto, siendo conscientes de que la crisis sanitaria persiste se hace preciso recoger en un Protocolo General, de cara al comienzo del curso 2020-2021, un conjunto de medidas de prevención, higiénico-sanitarias y de carácter docente y organizativo con la finalidad de garantizar el correcto funcionamiento del centro de la manera más segura posible, reduciendo así al mínimo los riesgos de contagio y propagación del COVID-19.

Estas medidas se han elaborado sobre la base de criterios, pautas y recomendaciones fijadas por las autoridades sanitarias y otros organismos oficiales.

Según la valoración que estos organismos hagan de la evolución epidemiológica general y el número de posibles casos que se pudieran presentar en el CUGC se efectuaría la adaptación de las medidas a los escenarios en coordinación con la Academia de Oficiales y la UC3M.